Los 10 alimentos más neurosaludables para el cerebro

1/ Salmón: 

El pescado azul es rico en grasas Omega 3 que favorecen el crecimiento neural y reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular. El salmón, sobre todo si es salvaje, es el pescado más beneficioso, pero también lo son las sardinas, el bonito del norte, el bacalao o el atún. Asegúrese de incluir al menos 3 raciones de pescado azul a la semana.




2/ Nueces:

Parece como si la naturaleza hubiera hecho a las nueces parecidas al cerebro humano para recordarnos lo beneficiosas que son para su salud. Las nueces y otros frutos secos contienen lecticina, uno de los principales componentes de la acetilcolina, un neurotransmisor que acelera el impulso nervioso. Por lo tanto, la lecticina que contienen las nueces permite que la comunicación entre las neuronas sea más rápida y que usted piense más rápido y recuerde mejor las cosas. No se atiborre de nueces porque tienen mucha grasa y no le ayudará; la ingesta de tres o cuatro nueces al día es suficiente para asegurar un buen suministro de lecticina.



3/ Verduras: 

Las verduras son una gran fuente de antioxidantes, lo que puede favorecer la reducción del estrés oxidativo. Las verduras de color verde (espinacas, coles de Bruselas o brócoli) son ricas en vitamina B6 y B12, de modo que ayudan a reducir los niveles de homocisteína (un aminoácido relacionado con la enfermedad coronaria, el deterioro de la memoria y la enfermedad de Alzheimer) y aumentan el nivel de tiamina, fortaleciendo así la memoria. Las verduras de color naranja como las zanahorias o la calabaza (y frutas de ese color, como melocotones o albaricoques) son ricas en vitamina A, un importante antioxidante que ayudará a que su cerebro se mantenga joven.


4/ Frutas del bosque: 

Las frutas del bosque (moras, fresas, frambuesa, escaramujo y arándanos) tienen una alta concentración de sustancias que reducen el número de radicales libres evitando la oxidación cerebral. Muchas frutas del bosque contienen además flavonoides, que ayudan a mejorar la memoria, en concreto la capacidad para recordar información. Entre todas las frutas del bosque el arándano destaca por sus propiedades antioxidantes y potenciadoras de la capacidad memorística.



5/ Agua: 

El agua es vida y fuente de juventud para su cerebro. Un cerebro deshidratado puede provocar dolores de cabeza y falta de concentración. Si el déficit de hidratación se prolonga durante años, aumenta la cantidad de hormonas del estrés y la oxidación cerebral, provocando que el proceso de envejecimiento normal se acelere. Mantenerse siempre bien hidratado protegerá su cerebro del estrés oxidativo. Beba al menos dos litros de agua al día.



6/ Té verde: 

El té verde destaca por ser uno de los más poderosos antioxidantes. Su alto contenido de catequinas e isoflavonas lo transforman en un perfecto aliado para luchar contra el envejecimiento. Así mismo, tiene importantes efectos cardiosaludables, ya que evita el endurecimiento de las paredes arteriales, por lo que es a su vez un gran aliado en la prevención de ICTUS y otras afecciones del sistema circulatorio cerebral. Otra de las razones que hacen que este producto se encuentre entre los alimentos más beneficiosos para su cerebro es el hecho que sus efectos positivos sobre el organismo pueden llegar a prolongarse a lo largo de tres días.


7/ Frutas: 

Las frutas son ricas en antioxidantes,especialmente las de color naranja (papaya, mango, melocotones, albaricoques, naranjas o mandarinas). La uva roja es probablemente la fruta con más propiedades beneficiosas para su cerebro, sobre todo cuando se transforma en vino. El vino no sólo es rico en antioxidantes (que previenen el envejecimiento de su cerebro), sino que también lo es en flavonoides (que ayudan a mejorar la memoria), en polifenoles (que previenen la arterioesclerosis) y reservatol (una sustancia que protege a las neuronas de la falta de oxígeno que se produce a los infartos cerebrales). Consumir una copa de vino o un mosto a diario protegerá su cerebro de la oxidación, favorecerá la circulación de la sangre por sus venas y puede incluso que le proteja en caso de sufrir un infarto cerebral.



8/ Pan integral: 

El salvado del grano y, por lo tanto, todos los productos integrales (pan integral, arroz integral, pasta integral y cereales integrales) son una fuente más saludable de carbohidratos que los productos no integrales. Esto es debido a que el salvado de estos cereales es rico en vitamina B6, beneficiosa para la memoria y que protege del deterioro cerebral. Así mismo, los productos integrales son ricos en ácido fólico o folato, una vitamina necesaria para crear nuevas células y para asegurar la correcta circulación sanguínea. Incluir alimentos integrales prevendrá el deterioro cerebral natural asociado a la edad y le ayudará a construir y mantener nuevas conexiones neuronales.


9/ Aceite de Oliva: 

Todo cerebro necesita una gran cantidad de grasa para su crecimiento, mantenimiento y funcionamiento. El aceite de oliva virgen es una fuente de grasas monoinsaturadas que no sólo contribuyen al crecimiento y buen funcionamiento del cerebro, sino que también reduce el riesgo de arterioesclerosis gracias a su efecto sobre el colesterol. Además, es rico en polifenoles y vitamina E, que tienen propiedades antioxidantes.


10/ Chocolate y café: 

Si no fuera porque la mayor parte del chocolate que comemos está procesado con muchas grasas y azúcares poco saludables, el chocolate podría ser el alimento más sano para el cerebro y uno de los más beneficiosos para la memoria. La semilla de cacao contiene una gran cantidad de un tipo de flavonoide con mayor poder antioxidante que el encontrado en el vino o el té. Si bien es muy recomendable evitar las grasas y azúcares que se encuentran en las chocolatinas, tomar una onza de chocolate negro y amargo todos los días puede ser muy beneficioso para mantener su cerebro joven y su memoria a punto. Por otro lado, las semillas de café son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales. Se ha demostrado que quienes consumen café a diario son más resistentes al envejecimiento cerebral. La cafeína que contiene el café es además beneficiosa para mejorar la atención y la concentración. A pesar de que el café es un producto ampliamente extendido y muy arraigado en nuestro estilo de vida, un consumo excesivo de éste puede ser perjudicial para el intestino y para nuestra concentración. De hecho, una taza de café al día es suficiente para lograr un efecto beneficioso sobre su cerebro.

1 comentario:

  1. Te felicito por este estupendo compilado de oxigenante cerebral natural, ya que siempre será mejor obtenerlo de los alimentos que de unas pastillas sintéticas.

    ResponderEliminar